Opiniones de participantes

  • Estoy recién llegado de hacer en Gilet, Valencia, el intensivo del 3º y 4º nivel de este agosto (2008), y cada vez que pienso en esa semana, esbozo una sonrisa y siento gratitud y amor. Si el intensivo del 1º y 2º nivel fue increíble, éste, ha sido maravilloso. Una semana en la que me he sentido en un verdadero hogar, donde lo padres bondadosos Alberto y Greta, estaban al cuidado de sus polluelos tan sólo estando. Parece sencillo, pero hay que saber. El respeto que ellos trasmiten es el respeto que se ha respirado los 8 días en Gilet, arropado por unas buenas risas y mucho amor. Um! Y esos baños!!!! Y ese ping pong!!!! Y ese esfenoides…!!!! Y esa cavidad torácica…!!!! Y ese punto de quietud!!!!...¿Te puedes enamorar de una terapia? Mi experiencia me está diciendo que sí y espero tener la suficiente valentía y amor para seguir cultivando y cuidando esta semilla.
    ~ María del Mar Arias. Quiromasajista (Madrid)
  • Para mí ha significado descubrir un mundo de tranquilidad, ausencia de pensamientos, abandono físico y mental, mucha placidez. Notar la diferencia de tacto de todas las manos que me han hecho la terapia. No padecer porque dentro de un rato finalizará la sesión (cosa que me sucede cuando lo paso bien).
    ~ Margarita Ferrer - Tienda Natural para la Salud (Reus)
  • He disfrutado cada minuto de esta semana y lo que he aprendido es justo lo que necesitaba para complementar lo poco que ya sé de esta terapia. Si hay algo que tuviese que recalcar, despues de recibir todas estas sesiones, es que "tarde o temprano todo sale". Gracias ha sido muy bonito.
    ~ Yolanda Siles. Empresaria (Alicante)
  • La terapia Cráneosacral supone la posibilidad de descubrir, día a día, un método suave, apasionante y lleno de posibilidades. Un método con una profundidad de acción que permite al terapeuta actuar allí donde otras terapias no llegan.
    ~ Francisco, osteópata y terapeuta manual
  • Gracias Alberto y Greta por apoyarme en las practicas y no juzgarme por mi inseguridad. Al final del curso me sentía mucho más segura al realizar las técnicas. No sabia la profundidad del acrocraneal.
    ~ Julieta, entrenadora de Pilates (Ciudad de Méjico- Méjico)
  • El Cráneosacral ha sido una experiencia muy reconfortante, me ayudó a sentir mi cuerpo desbloquearse físicamente y alcanzar un bienestar. En alguna ocasión tuve la certeza de que tras un bloqueo físico me encontraba con un bloqueo emocional, siempre ha sido una experiencia de autoconocimiento, además de recuperar el estar en el cuerpo más conscientemente.
    ~ Silvia Rotllant - diseñadora gráfica e ilustradora (Barcelona)
Facebook Twitter G+ Compartir