Participants Reviews

All reviews are written in Spanish. Sorry for the inconvenience!
  • Gracias Alberto y Greta por apoyarme en las practicas y no juzgarme por mi inseguridad. Al final del curso me sentía mucho más segura al realizar las técnicas. No sabia la profundidad del acrocraneal.
    ~ Julieta, entrenadora de Pilates (Ciudad de Méjico- Méjico)
  • He disfrutado del curso y felicito a Alberto y Greta por todo la dedicación y energía que ponen en transmitir no solo las técnicas, sino la esencia del tacto sanador. El lugar en la naturaleza en que se hace el curso ayuda a pasar una semana renovadora.
    ~ Rosa, Maestra de Reiki y Polaridad
  • He disfrutado cada minuto de esta semana y lo que he aprendido es justo lo que necesitaba para complementar lo poco que ya sé de esta terapia. Si hay algo que tuviese que recalcar, despues de recibir todas estas sesiones, es que "tarde o temprano todo sale". Gracias ha sido muy bonito.
    ~ Yolanda Siles. Empresaria (Alicante)
  • No utilizo el craneosacral profesionalmente pero el curso me ha ayudado a sentir lo que el tacto tiene de poder sanador.
    ~ Josep, profesor de yoga y empresario ( Barcelona)
  • Cráneosacral me ha servido para desarrollar la sensibilidad del tacto, conocer más la información que contiene nuestro cuerpo y experimentar todos los cambios que se producen en mí y en los demás. Personalmente lo enfoqué para complementarlo con mi trabajo, pero también quería experimentar los cambios que ocurrían. He comprendido el enfoque energético que aplicamos, junto con la meditación y no deja de sorprenderme.
    ~ Meri, terapeuta ocupacional (Barcelona)
  • La terapia cráneosacral, ha aportado en mi vida paz, serenidad, amor y comprensión. He dejado de preocuparme por las tonterías que antes me preocupaban. Mi escalera de valores ha cambiado muchísimo. A raíz de recibir terapia, he comprendido y aceptado muchos traumas, cosa que ha provocado en mi una calma y una serenidad indescriptibles. También a través de las sesiones he mejorado la relación con mi madre. ahora la perdono, la comprendo, la acepto y la amo. entre ella y yo hay un gran abismo, pero con las sesiones de cráneo-sacral nos vamos uniendo poquito a poco. He dejado de pelear y de discutir por tonterías. Lucho por lo que realmente merece la pena. No quedo con la gente con la que no quiero quedar, no hago nada por compromiso, o por quedar bien con alguien. He empezado a pensar más en mi.
    ~ Jessica Melich - Administrativa y terapeuta (Amposta)
Facebook Twitter G+ Compartir
WhatsApp chat